Emilio Thuillier, 36: 952 65 65 60. Avda. Velázquez, 52: 952 36 38 70.

informacion@bucodente.com

XEROSTOMIA

La ansiedad y el estrés, principales síntomas de sequedad bucal

¿Alguna vez has notado la boca seca, o por el contrario, exceso de saliva? No te preocupes, uno de cada cinco adultos tiene esta sensación constantemente pero ¿a qué se debe? En nuestra entrada de hoy analizamos los principales síntomas de sequedad bucal y cómo influyen la ansiedad y el estrés a nuestra salud bucodental.

La saliva tiene un papel muy importante en nuestra cavidad oral, ya que gracias a ella se mantienen húmedos los tejidos orales, lo que facilita el habla, la masticación, etc. Cumple una función limpiadora, regulando la acumulación de bacterias yen un nivel adecuado, contribuye a la prevención de múltiples enfermedades.

¿A qué se debe?

XEROSTOMIA

La ansiedad y el estrés son la principal causa de sequedad bucal o xerotosmía, y suele aparecer en momentos en los que estamos sometidos a algún tipo de presión o algo nos preocupa, acompañado de una fuerte necesidad de beber agua. Esto se debe a que el estrés afecta al sistema nervioso central y con ello, a las glándulas salivares que no pueden hacer su función correctamente. No debes preocuparte, ya que es algo puntual, que no trasciende más allá de pasadas unas horas. El consumo de ciertos medicamentos, así como del tabaco y alcohol, pueden causar también xerotosmía.

¿Qué consecuencias tiene?

La principal consecuencia es el malestar que provoca, aunque puede derivar en otros problemas como:

  • Irritaciones en la boca por falta de hidratación de la mucosa
  • Mayor probabilidad de padecer enfermedades bucales como caries, gingivitis y periodontitis
  • Mal aliento
  • Alteración del sentido del gusto

¿Cuál es su tratamiento?

beber-agua

Para combatir esta enfermedad, debemos, en primer lugar, mantener el organismo bien hidratado. Es conveniente evitar las bebidas carbonatadas y las que poseen cafeína en su composición; el sustitutivo perfecto son las infusiones naturales, que además poseen múltiples propiedades que benefician tu salud bucal. Usar productos humectantes específicos, como colutorios, pastas, geles, sprays o chicles, ya que son productos formulados específicamente con sustancias que hidratan y protegen la mucosa. Por último, eliminar el tabaco y las bebidas alcohólicas. Estos afectan de forma muy negativa a la hidratación de la cavidad oral, además de ser sustancias potenciales para padecer enfermedades o infecciones dentales y bucales.

Sea cual sea el origen, recuerda que debes mantener una buena higiene bucodental y visitar a tu dentista con regularidad.

superadministrador

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close