Avda. Velázquez, 52: 952 36 38 70.

informacion@bucodente.com

¿Qué es la pulpitis dental?

 pulpitis dental

La pulpitis es la inflamación de la pulpa dental, ubicada en la parte interior del diente, compuesta por tejidos, vasos sanguíneos y nervios. Generalmente cuando nos hacemos daño en cualquier parte del cuerpo, la zona enrojece y se inflama. Pero en este caso lo que hay alrededor de la pulpa es el la parte dura del diente, por lo que la zona inflamada debe contenerse dentro de la pieza produciendo mucho dolor. Hay dos tipos de pulpitis conocidas y cada una de ella tiene síntomas, causas y tratamientos diferentes.

 Pulpitis reversible: este tipo de pulpitis es una inflamación leve de la pulpa dental, producida por cualquier aspecto que pueda irritarla. Las causas más comunes son las caries poco profundas, una erosión o fractura en la pieza. También puede ser causada por una perforación realizada por el dentista en alguna intervención o el trabajo demasiado exhaustivo de un higienista dental.

El síntoma principal es la sensibilidad o el dolor ante cualquier estímulo como es el caso de los alimentos dulces o fríos, pero desaparece cuando se retira dicho estímulo. Al ser reversible puede desaparecer fácilmente: basta con localizar la causa de la inflamación y llevar una correcta higiene bucal acompañada del uso de enjuagues e hilo dental.

 Pulpitis irreversible: se trata de una inflamación fuerte de la pulpa dental. Normalmente sucede tras haber padecido pulpitis reversible por lo que las causas pueden ser las mismas u otras como un reducido flujo de sangre en la zona por la ortodoncia, una caries muy profunda o una intervención en la que el dentista ha tenido que eliminar mucha dentina.

Su principal síntoma es la sensibilidad extrema, generando un dolor intenso ante cualquier estímulo. La diferencia con el tipo de pulpitis anterior es que, en este caso, el dolor puede no desaparecer al retirar el estímulo que lo causa e incluso aparecer y desaparecer de forma espontánea. Al tratarse de un proceso irreversible, la única solución posible es una endodoncia para retirar la pulpa muerta o la extracción de la pieza infectada.

En el caso de que el paciente note alguno de los síntomas explicados anteriormente, lo mejor es que consulte a su dentista lo antes posible para obtener un diagnóstico completo y comenzar el tratamiento antes de que el problema se agrave.

Fuentes: Tratamientodental.es y Pulpitis.info

Si quieres estar al día de todas las novedades de Bucodente síguenos en Facebook Twitter.

superadministrador

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close