Avda. Velázquez, 52: 952 36 38 70.

informacion@bucodente.com

El peligro de una dieta descontrolada para la salud de nuestros dientes

Con la llegada del otoño son muchas las personas que se proponen recuperar buenos hábitos alimenticios tras algunos de los excesos del verano. Sin embargo otras van más allá con el inicio de una dieta hipocalórica que, lejos de ser la adecuada, tiene sólo como objetivo fundamental la pérdida de los kilos que se han ganado en el estío, pudiendo perjudicar con el paso de los días a su salud dental.

Esta práctica, realizada sin un control médico, puede provocar la falta de ciertos nutrientes esenciales para nuestro cuerpo en general, y para nuestros dientes en particular. Su falta puede provocar consecuencias en los tejidos de la boca, con cambios en la ecología microbiana en la saliva, haciéndola por lo tanto más vulnerable a infecciones.

quesoEl consumo de lácteos suele ser una de los principales cambios en la alimentación de estos regímenes autoelaborados, dejando a un lado productos como los yogures o el queso. Reducir drásticamente ambos alimentos de la dieta habitual puede suponer una menor ingesta de calcio, y la falta de este mineral aumenta el riesgo de caries, así como el de padecer alguna enfermedad periodontal.

También se suelen eliminar de las dietas los frutos secos. Sin embargo, con un consumo moderado, son alimentos que ayudan a la salud dental debido a su alto contenido en magnesio, cuya falta puede modificar el metabolismo óseo. Así, por ejemplo, las almendras o los anacardos pueden aportar, cada 10 gramos, el 72% y 68% respectivamente de la cantidad diaria recomendada.

Otro de los nutrientes que aportan los frutos secos, y que no puede faltar en nuestra alimentación son los antioxidantes, que se han demostrado de gran utilidad para la salud de las encías al reducir las inflamaciones. Tomar arándanos, sean solos o en mermeladas, también es otra buena forma de aportar estas moléculas esenciales a nuestro organismo.

En algunos casos extremos, a esta mala alimentación se pueden sumar las consecuencias de la anorexia y la bulimia en la salud dental, como ya te contamos en este blog.

Puedes consultar otros contenidos interesantes aquí. También te invitamos a seguirnos a través de nuestro perfiles en Facebook y Twitter.

superadministrador

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close