Emilio Thuillier, 36: 952 65 65 60. Avda. Velázquez, 52: 952 36 38 70.

informacion@bucodente.com

file1711233875351

¿Qué beneficios proporciona el uso del enjuague bucal?

file1711233875351Muchas veces oímos hablar sobre  la necesidad de incorporar el enjuague bucal en nuestra rutina diaria como el complemento perfecto tras el cepillado. Sin embargo, ¿somos realmente conscientes de los beneficios que nos aporta?

Según una encuesta realizada  sobre Salud Bucodental en España  en 2010, el 78%  afirma cepillarse los dientes dos o más veces al día. A su vez, el 62% concluye haber usado alguna vez enjuagues bucales, frente al 41% que ya lo usa diariamente.

Tenemos que diferenciar entre dos tipos de enjuagues: fluorados, con una principal función  anti-caries, y antisépticos, para combatir bacterias y hongos causantes de determinadas enfermedades.

A pesar de que el porcentaje de uso no es muy elevado en la población, podemos resaltar los siguientes beneficios en su uso:

1. Limpieza bucal mayor, al acabar con una gran cantidad de bacterias que son más difíciles de eliminar si se realiza solo el cepillado. Si los gérmenes no se erradican  en  su totalidad, puede dar lugar al sarro. Éste, al ser más poroso, puede teñirse con facilidad generando manchas causadas por sustancias como el café, el vino o el tabaco.

2. Ayuda a mantener un aliento fresco. El origen del mal aliento suele venir causado por la descomposición bacteriana y su posterior evaporación de restos de alimentos que se produce entre los dientes o en la propia saliva.

3. Prevención ante el desarrollo de aftas bucales. En este caso, los enjuagues antisépticos son propios para su limpieza.

4. Muy recomendado para personas que llevan brackets . Si se realiza en torno a dos veces al día existe una mayor prevención de la descalcificación de los dientes.

5. Previene la aparición de  determinadas enfermedades como las caries o la gingivitis. La primera, al estar causada también por bacterias, generando la destrucción del esmalte, puede ser un punto a nuestro favor usarlos. La segunda, que da lugar a la inflamación de las encías, creada la mayoría de las veces por un mal cepillado, puede ser complementado con un enjuague bucal específico para este tipo de dolencias.

En el caso de los niños su uso se recomienda a  partir de los seis años, ya que existe el riesgo de que hasta esa edad no lo realicen de forma correcta.

Si quieres estar al día de todas las novedades de Bucodente puedes seguirnos en Facebook Twitter.

superadministrador

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close