Emilio Thuillier, 36: 952 65 65 60. Avda. Velázquez, 52: 952 36 38 70.

informacion@bucodente.com

captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-12-34-46-460x300

Beneficios y perjuicios del vino para tus dientes

Si eres amante del vino y te encanta tomarte una copita de vez en cuando, ¡estás de enhorabuena! Recientes investigaciones han demostrado que esta rica bebida ejerce un efecto protector en los dientes. Un estudio realizado en la Universidad de Pavia demuestra que un consumo moderado de vino previene la caída de los dientes y elimina las bacterias de la boca.

Otro estudio más reciente realizado en nuestro país por la doctora Victoria Moreno Arribas, del Instituto de investigación en ciencias de la alimentación del CSIC, confirma que la ingesta moderada de vino ayuda a que actúe mejor la microbiota humana, algo que repercute positivamente en la prevención de caries.

Y es que son muchos los beneficios que el consumo de vino puede aportar a nuestra salud. No obstante, también se ha demostrado que es bastante probable que pueda dañar el esmalte de los dientes. En un estudio desarrollado en Australia se pudo comprobar (durante diez sesiones de cata de vinos, de un minuto cada una) cómo el brillo que los dientes de los participantes en la cata tenían antes de comenzar la misma se iba perdiendo tras dos minutos de coEl vino puede ser perjudicial para los dientesntacto de la bebida con los dientes. Esto se debe a que el vino tinto contiene taninos y antocianos, un pigmento natural que otorga al vino su color y astringencia. Además, la acidez del vino también favorece la filtración de estas sustancias en los dientes.

Para conseguir que sigas disfrutando del vino sin que éste manche tus dientes, te ofrecemos algunos consejos:

-Intercala un vaso de agua entre copa y copa: esto facilitará la eliminación de los ácidos corrosivos.

-Come queso o atrévete con el aceite: además de ser un maridaje estupendo, al ser alcalino, el queso servirá como barrera entre el vino y las piezas dentales. Algunos, como alternativa, prueban a tomar un poquito de aceite entre sorbo y sorbo, ¡lo dejamos a tu elección!

-No te cepilles los dientes justo después de tomar vino: aumentará el nivel de ácidos en tu boca y hará que el efecto de corrosión sea mayor. Una vez hayan pasado entre quince y treinta minutos, cepíllate los dientes con tu pasta dental y enjuágate bien con un colutorio.

superadministrador

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close